archivo

Archivo de la etiqueta: profesional

LinkedIn ahora le permite al usuario focalizar las actualizaciones de estado. Esta característica aumenta la relevancia de la conversación entre las empresas y los miembros de esta plataforma. La iniciativa fue lanzada en abril, y solamente estaba disponible para algunas organizaciones, pero a partir de hoy el servicio está abierto a las 2 millones de empresas que tienen un perfil corporativo en LinkedIn.

El principal objetivo de las actualizaciones de estado focalizadas es facilitarle a los miembros la información más relevante de las empresas que siguen. Por otro lado, las organizaciones ahora podrán comunicarse con sus seguidores de una manera personalizada, y tendrán la opción de proporcionar contenidos para públicos específicos.

Según un estudio el 67% de los miembros de LinkedIn siguen a una compañía para obtener más información del sector y de la industria, el 61% lo hace con el fin de conocer las últimas noticias de la empresa y el 49% sigue a una empresa porque se sienten atraídos por la comunidad que ha generado en su perfil.

Los usuarios que decidan seguir a sus empresas favoritas en LinkedIn tendrán acceso a noticias, a las tendencias de la industria y podrán ver las oportunidades de empleo que ofrecen por este medio. Sin lugar a dudas con esta actualización esperan aumentar el tráfico y el número de seguidores de las páginas corporativas de su red para convertirlas en una referencia entre el mundo de los medios sociales.

Fuente: Blog de LinkedIn – Vía: Genbeta Social Media

Anuncios

Ya tenemos disponible en nuestro idioma el módulo “Gente que podrías conocer de LinkedIn”, disponible en www.linkedin.com/people/pymk para algunos usuarios (estará disponible para todos de forma progresiva).

Basándose en la información contenido en nuestro perfil, la página muestra, de forma clasificada, las personas de diferentes momentos de nuestra vida profesional, ofreciendo un panel mucho más intuitivo que el de recomendaciones existente hasta ahora (donde no pasaba de un pequeño widget lateral).

Como podéis ver en la captura inferior, los perfiles recomendados incluyen una fotografía, una pequeña descripción y un botón “conecta” para ayudar a incluirlo en nuestra red de contactos.

Una buena forma de ampliar de forma controlada nuestra comunidad en Linkedin.

Fuente: What’s New

Todos tenemos un valor personal, cuantificable a través de nuestra influencia social, cargo empresarial, salario, seguidores… Si aún no sabes cómo dar a conocer tu valía dentro de tu sector, cómo sobresalir entre la masa social, grábate estas palabras clave: «Personal Branding», el arte de construir y potenciar tu propia marca personal, un fenómeno afín a la tradicional identidad corporativa pero humanizado. Esta semana os planteo algunas pautas sencillas para dar los primeros pasos en esta disciplina.

¿Quién no ha oído hablar de las listas de los personajes más influyentes? Las hay de todo tipo, zona geográfica o sector, y sus integrantes son personas que han logrado alcanzar una notoriedad superior a sus competidores por cualquier motivo. Es lo que, desde el punto de vista comercial, el publicista Risto Mejide definiría como convertirte en un «buen producto» para los demás. En este artículo no aspiramos a formar parte de estas listas (si alguno lo logra, ¡que avise!), aunque sí queremos apuntar algunas fórmulas para diferenciarnos de «la masa» y sobresalir creando, o potenciando, nuestra propia marca personal.

Antes de iniciarnos en el Personal Branding debemos reflexionar sobre qué podemos aportar a los demás y cómo queremos que nos perciban nuestros futuros seguidores. Crear una marca personal, igual que si de una corporativa se tratase o incluso más, puede despertar amores y odios apasionados. Y este es uno de esos casos en que debemos huir de la expresión popular «que hablen de mí, aunque sea mal». Mejor que no hablen (de momento) porque la reputación online puede ser un gran aliado o un gran detractor del Branding Personal.

Lo importante al acuñar nuestra marca personal es que esta sea positiva, ya que servirá de trampolín para lograr nuestros objetivos: obtener trabajo o clientes, mejorar nuestra posición laboral, ampliar las relaciones sociales, aumentar nuestra influencia… Fijarse un objetivo claro al construirla será la piedra angular; después vendrá el cómo, el dónde y el por qué de las acciones orientadas al Personal Branding. Desde Qweb.es os citamos siete puntos de los que podemos partir:

1. Sé leal a tus principios y valórate: Toda marca personal ha de tener unos principios a partir de los cuales giran el resto de elementos, incluyendo productos, servicios, relaciones comerciales, networking, etc. Por ejemplo, un jugador de fútbol suele ostentar valores como la deportividad y el buen juego, al igual que la activista de una ONG defiende la solidaridad. Si cualquiera de estos dos entes violan esos principios, su credibilidad caerá en picado y, con ella, el valor de su marca personal.

Por ello resulta recomendable ser leal a nuestros principios y que estos se infieran de nuestra presencia online para que, ante todo, nuestra imagen rezume autenticidad, honestidad y credibilidad forjando vínculos estables con nuestros seguidores y contactos (nadie sigue a un personaje de cartón-piedra durante mucho tiempo, solo hay que revisar a los personajes más influyentes de Twitter).

Siempre desde el respecto a la divergencia, podemos mostrarnos tal y como somos y, si en algún momento nos equivocamos, tener la gallardía y la humildad de reconocerlo. La honestidad es clave para ser creíbles.

2. Crea tu propia identidad: Este punto parece contradecir al anterior porque implica diseñarnos un personaje público «prefabricado», pero en realidad significa mostrar nuestra mejor cara en los medios digitales.

Fijar el estilo y tono con el que nos identificaremos; elegir nuestra imagen (un avatar o foto creativa, elegante, impactante… con la que captemos de algún modo la atención) y qué aspectos de nuestra vida vamos a mostrar frente a un público que no nos conoce (imágenes y comentarios relacionados en eventos sociales, personales o profesionales, por ejemplo) serán aspectos esenciales de nuestra estrategia.

Otros elementos que debemos meditar antes de lanzarnos a la piscina son los fondos que utilizaremos en nuestros perfiles, los lemas, e incluso diseñar un logotipo y los colores corporativos es parte del sustrato del Personal Branding.

Ser auténtico no significa que no estudiemos cada uno de nuestros pasos por la red, porque pretendemos «dejar huella», como diría Andrés Pérez Ortega, autor del libro Marca Personal.

3. Participa en Redes Sociales: Una de las vías a través de las que se practica hoy más Personal Branding son las redes y medios sociales. Antes de lanzarnos de cabeza a la aventura (o aventurarnos a abrirnos el cráneo…) es importante decidir dónde y cómo queremos estar, porque aparecer de forma inactiva y desactualizada en una red social no solo no contribuye a nuestro Branding Personal, sino que puede perjudicar nuestra imagen pública.

Por otra parte, intentaremos personalizar al máximo cada perfil, «customizarlo» de forma creativa con nuestra identidad corporativa, y elegir cuidadosamente los grupos de los que formaremos parte activa. Asimismo, evitaremos salidas de tono e incorrecciones que puedan perjudicar nuestra reputación online, punto que trataremos más adelante.

Entre las redes sociales más atractivas para construir nuestra marca personal destacarían Twitter, Google + y LinkedIN, siendo esta última la que está más orientada al Networking.

Twitter nos permitirá entablar relaciones en tiempo real con nuestros seguidores, obtener más followers y Retweets con nuestras intervenciones, compartir nuestros hallazgos y proyectos, etc. Sé activo, utiliza hashtag en los tweets, interactúa con otros, revisa las conexiones, haz seguimiento… Otra ventaja de este microblogging es que puede conectarse con la mayoría de redes sociales, con lo que matamos varios pájaros de un tiro.

Google + aún no se ha convertido en una red social básica para la interacción, pese a su lucha constante con Facebook, pero la inserción de la foto de autor ha sido un auténtico paso adelante. Además, no olvidemos que es la red social del principal buscador a nivel mundial y, solo por eso, es importante nuestra presencia. Además, incluye campos para definir una presentación personal, profesión, motivos para presumir (léase, «diferenciarnos de la masa»), empresas, e-mails de contacto, enlace a nuevos perfiles, colaboración con sitios y medios digitales, etc.

LinkedIn: Se trata de la red profesional por antonomasia, otras como Xing también lo intentaron pero de momento no ha logrado hacerle sombra. Nos ofrece múltiples opciones para el branding personal a través de la integración completa de nuestro currículum, muestras de nuestros trabajos, aptitudes y conocimientos, presentaciones, formación, otros perfiles, premios, etc.

En LinkedIN, como en otras redes que lo permitan, es importante personalizar la url y, al definirnos, insertar las keywords por las que deseemos que nos encuentren, personalizar el headline, seleccionar los trabajos más relevantes para tu causa actual, hacer hincapié en la personalidad y en tus elementos diferenciales… además de buscar recomendaciones en clientes, colaboradores y colegas.

Moderar grupos y aportar comentarios con un valor añadido, así como acudir a mesas redondas, congresos y otros actos públicos, también contribuirá a crear nuestra marca dentro y fuera de Internet.

4. Crea un blog personal: Diseña un blog a tu imagen y semejanza desde el que puedas darte a conocer. ¡Promociónate! Imprímele altas dosis de marketing online/offline para reflejar en él tu marca personal; actualízalo con frecuencia y enlázalo «a» y «desde» todos tus perfiles. Para alcanzar mayor notoriedad, incorpora contenidos propios y elaborados, lo que no excluye que referencies otros ajenos, citando fuentes. A tu público objetivo le gustará saber que permaneces informado e incluso que respetas a tu competencia.

5. Apuesta por el Marketing de Atracción: Esta rama del marketing, también conocida como Inbound Marketing y cuyo principal embajador en nuestro país es el experto Óscar del Santo, implica la generación de contenidos interesantes que generen emociones y «atraigan» hacia nosotros a los demás. De esta forma no irrumpimos con molestos mensajes publicitarios en sus rutinas, sino que serán ellos mismos los que acudan a nosotros en busca de nuestro legado.

Para mejorar nuestro branding personal tenemos que «ganarnos a la audiencia» con contenidos interesantes que formen parte de la espina dorsal de nuestra estrategia. En este sentido, te recomiendo estudiar la «línea editorial» que mantendrás y ser fiel a ella, porque será parte de tu marca personal, elegir los temas, las keywords y «optimizar» tus contenidos para diferentes plataformas, divulgándolos en el mayor número posible, sobre todo en las relacionadas con tu sector de influencia. El objetivo es darle la máxima visibilidad porque, si nunca llegan a conocerte, ¿cómo van a quererte?

6. Reputación Online: Esta parte no depende al 100% de ti, pero tú eres un ingrediente imprescindible para su éxito. Este punto está muy relacionado con el Marketing de Atracción porque, además de realizar un seguimiento y análisis de nuestra presencia digital, debemos generar contenidos de interés relacionados con la estrategia de Personal Branding. De hecho, en paralelo a la creación y evolución de nuestra marca personal, y de nuestras menciones por otros profesionales, obtendremos mayor o menor (y mejor o peor) reputación online.

7. Cuantifica tus resultados: Un secreto a voces que debemos aplicar en cada acción online reside en su seguimiento. Existen muchísimas herramientas, gratuitas y de pago, que recopilan nuestras menciones o cuantifican nuestra influencia. Entre otras podemos citar Google Alerts, Socialmention, ReviewPro, Totsy, Tittscop, Twittbeep, Twazzup, RX, Simple Measured, RowFeeder, Reputación XL, Howsociable, TweetReach, TweetLevel, BlogLevel, Swotti, Whostalkin… Muchas de ellas no están todo lo depuradas que sería deseable para el Branding Personal, pero pueden ser un punto de partida para probar y contrastar informaciones. Igualmente es interesante visitar Me on the Web, una herramienta de Google básica y sencilla para conocer nuestra presencia en Google e incluso solicitar que se supriman determinadas informaciones.

Fuente: Marketing Comunidad

Microsoft invertirá alrededor de 1.000 millones de dólares (cerca de 800 millones de euros) en adquirir Yammer, una empresa de software conocida como la red social interna para empresas, según informa The Wall Street Journal.

La compañía, con sede en San Francisco, nació en 2008 con el objetivo de proporcionar servicios en la nube a las empresas a modo de red social interna.

Los servicios de Yammer oscilan entre 1TB de almacenamiento en la nube, con un precio de 15 dólares al mes por cada usuario, o un paquete gratuito que permite almacenar 1GB.

Actualmente la plataforma ofrece servicio a más de 200.000 compañías en todo el mundo, entre las que figura el 80% de la lista Fortune 500, las mayores empresas de Estados Unidos, y entre sus socios figura Peter Thiel, cofundador de PayPal e inversor de Facebook.

Por el momento se desconoce cuando se cerrará definitivamente el acuerdo, pero el WSJ señala que podría producirse en los próximos días.

La operación supondría una nueva competencia para otras compañías como Salesforce u Oracle por hacerse con plataformas especializadas en este tipo de servicios de ‘software en la nube’ para empresas.

Fuente: Rtve

Linkedin es una herramienta y no un fin en sí mismo, lo que significa que los objetivos que diseñes aquí no pueden hacer que te quedes pegado al ordenador, sino que han de llevarte a salir a la calle y reunirte con profesionales relacionados con tus empresas objetivo, han de sacarte del ámbito virtual para acercarte a empresas y directivos “de carne y hueso”. Transformar tus contactos virtuales en relaciones profesionales es el fin primordial cuando lo que quieres es generar oportunidades profesionales y de negocio.

Objetivos en la Gestión de Contactos en Linkedin

Tipo de Objetivos en Linkedin que son insuficientes porque no generan resultados por sí mismos y nos enclaustran en el ámbito virtual. Pueden ser considerados objetivos intermedios pero en ningún caso objetivos finales:

– Llegar a 500 contactos,

– Invitar a los superconectores de tu sector

– Saber quién es el directivo clave dentro de la empresa X

– Tipo de Objetivos poderosos en Linkedin porque amplían tu red de contactos offline en sectores y empresas objetivo son:

– Hablar con los contactos comunes a directivos clave con los que, posteriormente, te quieres reunir

– Reunirte con ex empleados de la compañía X para obtener información del área y del directivo objetivo

– Organizar un encuentro con un directivo dentro de una compañía de tu interés

– Reunirte, cada semana, con dos/tres profesionales de empresas en las que estás interesado

Como puedes ver, los objetivos en Linkedin siempre van unidos a acciones en el mundo físico alejándonos, como debe ser, del mundo virtual.

Nos encontramos en el terreno de “crear nuestras propias oportunidades profesionales”y, que lo consigas, va a depender, en este caso, de tu capacidad para construir relaciones profesionales a las que aportas valor o utilidad.

Cuando hablamos de Networking profesional en Linkedin, transformar contactos virtuales en relaciones profesionales es el principal reto que tienes ante ti, porque la relación y la confianza, son requisitos previos, lo quieras o no, para generar oportunidades profesionales y de negocio

El Proceso de Gestión de Contactos en Linkedin

La Gestión de Contactos en Linkedin es un proceso cuyo objetivo final es ampliar tu red profesional en relación a las empresas y directivos objetivo construyendo un networking propio y offline dentro de cada una de ellas. El proceso pasa por tres etapas claramente diferenciadas:

Define empresas y directivos objetivo:

• Define el nicho de empresas objetivo, que son aquellas a las cuales puedes aportar algún tipo de utilidad.

• Localiza al directivo o directivos clave con los que quieres reunirte, que son aquellos que mejor pueden valorar tu propuesta de valor.

• Define cómo tu red te acerca a esas empresas y a esos directivos.

• Puedes ver en este enlace el proceso para definir un nicho de empresas en Linkedin y conocer el nivel de interlocución al que tus contactos directos te dan acceso

Investiga tu mercado objetivo:

• Reúnete con los contactos directos que compartes con tus directivos clave para extraer información sobre dichos directivos: es una persona accesible, prefiere que se sea directo o todo lo contrario, si tiene o no buena relación con él y, muy importante, si te puede referenciar y está dispuesto a hacer una llamada o enviar un mail para hacerlo.

• Reúnete con ex empleados de la empresa para conseguir información de primera mano: proyectos actuales y futuros, organización del área, proveedores habituales, clientes que le gustaría tener pero no tiene, valoración que tiene dentro del área y de la empresa.

• Analizar el 2º nivel de relación en Linkedin va a ayudarte en el proceso de definir qué contactos directos son los que mejor te pueden acercar a la empresa y a los directivos clave

Construye tu red dentro de la empresa objetivo:

• Elige la entrada que te resulte más fácil. Seguramente, podrás llegar a diferentes profesionales de la empresa objetivo, a través de diferentes contactos de tu red de 1º nivel. Pues bien, utiliza el contacto que más fácilmente te permita la entrada a la empresa, con independencia, en principio, de la cercanía al departamento de interés.

• Minimiza “la puerta fría”. Trata de que ese contacto te lleve a otro nuevo dentro de la empresa y más cerca del área de interés. Pregunta, en primera instancia, por los decisores para verificar la información que has recopilado, y pídele si puedes utilizar su nombre como referencia interna.

• Se proactivo y provoca los encuentros. No tiene sentido esperar a que ocurra algo, porque nada ocurre sino lo provocamos. Insisto, estamos en el terreno de la creación de nuestras propias oportunidades, y eres tu el único que puedo hacerlo.

• Organiza reunión con el directivo clave. Tienes información muy completa que te va a permitir organizar una reunión bien enfocada que muestre todo lo que puedes hacer por esa compañía

 Linkedin es una gran herramienta para gestionar contactos profesionales porque, por un lado, te permite llegar a nuevos niveles de relación hasta ahora inaccesibles, sobre todo el 2º nivel y, por otro, te permite hacerlo de forma referenciada, aprovechando el contacto común compartido. Las posibilidades, por tanto, de llevar a cabo una gestión de contactos profesional y altamente efectiva, tal y como te he contado aquí, se multiplican de forma exponencial. Los contactos se convierten, ahora más que nunca, en un activo de valor estratégico para generar oportunidades profesionales y de negocio.

Fuente: ExprimiendoLinkedIn

Poco a poco las redes sociales se han ido consolidando y también inevitablemente sectorizándose. A LinkedIn en particular la jugada le ha salido bastante bien puesto que a día de hoy es considerada la red profesional más importante del mundo. En medio de la información más mediática sobre Facebook o twitter, parece que en este caso, Linkedin se presenta como suelen decir en el ámbito deportivo en el gran “tapado” de las redes sociales.

Algunos datos interesantes de la red social nos descubren algunos aspectos importantes. Gracias a un informe realizado por Lab42 podemos analizar mucho más a fondo los entresijo de esta red social para profesionales. De acuerdo con la infografía ( al final del artículo ), LinkedIn parece ser una red social bastante frecuentada por sus usuarios, con un 35% de ellos conectándose de forma diaria, un 32% varias veces a la semana y un 16% varias veces al mes.

Pertenecer a un grupo en LinkedIn también parece ser una característica muy arraigada entre sus usuarios puesto que un 81% de ellos asegura pertenecer al menos a un grupo mientras que un 52% de ellos admite participar en los debates de los grupos.

En el uso que se le da a la red social en cambio sí que existen diferencias dependiendo de en qué puesto de trabajo se encuentre el usuario. Para los altos ejecutivos de las empresas lo más importante en LinkedIn es, con un 22% de votos, relacionarse con otros profesionales de la industria en primer lugar y por supuesto promocionar su empresa. Para los profesionales de rango medio las cosas son distintas, lo principal para ellos es mantenerse en contacto (24%) aunque también les interesa relacionarse con otros profesionales de la industria (20%). Para los que acaban de empezar en el mundo laboral es evidente que lo principal es encontrar trabajo y de una forma más secundaria también estas relaciones con otros profesionales.

A pesar de la importancia que los profesionales parecen darle a este canal, las actualizaciones tampoco son tan constantes como cabría esperarse. Es cierto que un 42% de ellos sí actualiza su perfil con regularidad pero un 38% lo cambia de vez en cuando, un 13% cuenta con un perfil desactualizado e incluso un 7% no ha cambiado su perfil desde que se registró en la red social. Con la foto del perfil ocurre algo similar, a pesar de que un 37% sí afirma actualizarla de forma frecuente, un 18% no tiene fotografía, un 33% la actualiza raramente y un 12% tiene puesta la misma fotografía que subió el día que se registró en la página.

El terreno publicitario también merece la pena ser destacado, especialmente porque un 18% de los usuarios ni siquiera era consciente a la hora de realizar la encuesta de que en LinkedIn se publicaban anuncios. Dentro de los que sí son conscientes, el otro 82%, un 20% afirma hacer click en los anuncios de forma regular mientras que un 40% no lo hace y otro 40% lo hace rara vez.

Eso sí, parece que la mayor parte de los usuarios sí se ponen de acuerdo en cuanto a explicar por qué la red social es útil puesto que el 90% coincide en afirmar que les ayuda a conectar con otras personas de su industria que podrían convertirse en clientes, les resulta una red social más profesional que Facebook y además les ofrece la posibilidad de contratar a personas que de otro modo no hubieran podido conocer.

Por supuesto hablando de LinkedIn y su utilización es inevitable plantearse cuántos de sus usuarios deciden pasarse a la cuenta Premium y también cuál es el perfil más frecuente. Lo cierto es que un 62% de los usuarios de LinkedIn lo utiliza de forma gratuita. Dentro de los tipos de cuentas premium nos encontramos con tres distintas: una de 19,95 dólares al mes destinada en principio a empresas y por el que apuestan por el momento el 26% de los usuarios, otra de 39,95 también para empresas por el que se han decantado un 8% de los usuarios y finalmente un modelo que cuesta 74,95 dólares al mes por el que han optado el 5% de los ejecutivos.

Fuente: Puro Marketing

A %d blogueros les gusta esto: